Scroll to top
ca es

La creatividad no se compra. Se inspira. ¿Por qué?

Es cierto, el lanzamiento de nuevos productos, empresas y grandes marcas necesitan motivación para despertar la creatividad y ésta, no se compra.

 

La creatividad no se compra

 

El dinero no motiva a las personas creativas. Para nosotros, de la misma forma que muchos creativos, pensamos que la creatividad no se compra. Las mejores ideas salen del amor por lo que haces, nunca por el dinero que te pagan.

Si la creatividad no se compra y no salen las mejores ideas con dinero, ¿qué nos mueve?

 

Primero, para entender tal afirmación, deberíamos entender diferentes conceptos:

 

Intuición:

Facultad de comprender las cosas instantáneamente, sin necesidad de razonamiento. RAE

 

Motivación: 

Son los impulsos que mueven a la persona a realizar determinadas acciones y persistir en ellas para su culminación. Wikipedia.

Tanto la motivación intrínseca como la motivación extrínseca juegan un papel fundamental en la empresa actual. Por ello, tal como vimos en el “Team Building de la motivación laboral”, podemos distinguir entre Motivación intrínseca y extrínseca.

 

Motivación intrínseca:

Nace del interior de la persona con el fin de satisfacer deseos no materiales. Por ejemplo, la autorrealización y el disfrute de un trabajo o tarea por el mero hecho de hacerla. Por lo tanto, tiene más que ver con el proceso del trabajo en sí mismo que con la recompensa lograda una vez acabado.

 

Motivación extrínseca:

Los estímulos que vienen de fuera del individuo y que, en el ámbito de trabajo, suponen un aliciente para lograr objetivos empresariales y mejores niveles de calidad y eficacia. En primer lugar, estaría el sueldo, seguido de la promoción interna y finalmente, las mejoras de condiciones laborales.

 

El uso de recompensas como incentivo, o incluso como amenaza, no funciona cuando se trata de un proyecto creativo.

Recompensar a las personas por el trabajo no es garantía de lealtad, y menos estimula la creatividad. En resumen, la creatividad no se paga.

 

A partir de un estudio realizado en Harvard, podemos llegar a afirmar que las recompensas y castigos (Motivaciones extrínsecas) tienen un impacto negativo en la creatividad. Nos referimos a las amenazas tanto a las amenazas como a las recompensas materiales.

Para obtener un trabajo creativo diferenciador y destacable, es necesario concentrarse al 100% en el proyecto, hasta el punto de la obsesión.

 

Tienes que amar lo que haces, el proyecto en el que estás trabajando, la marca que te contrata. De no ser así, las ideas resultantes siempre son mediocres. Mar Vilaplana

 

Las empresas necesitan que las personas se concentren en las motivaciones intrínsecas. Alicientes como el interés, el reto personal o profesional, aprendizaje, significado, libertad y flujo creativo. Esto es lo que motiva realmente a las personas creativas.

No todas las empresas tienen personas creativas. Es difícil en muchas ocasiones detectarlo en una entrevista de trabajo. Al creativo se le detecta rápidamente, pero en función de las motivaciones intrínsecas dejará que salga lo mejor o lo reservará para futuras ocasiones.

Si la empresa no cuenta con mentes creativas que estén al 100%, lo mejor es subcontratarlo y obtener el 100% de resultado para el proyecto en cuestión, ya se la marca, lanzamiento de un producto, reposicionamiento o innovación.

 

Mantener encendida la chispa de la creatividad.

 

El equilibrio propuesto entre Motivaciones Intrínsecas y Extrínsecas es el que va a permitir mantener la chispa creativa, tal y como se expresa en uno de los artículos publicados por Adobe.

Cuando una persona es creativa, probablemente experimente una tensión entre la explosión creativa y ofrecer al cliente o superior lo que se le está pidiendo. Es nuestro día a día.

El equilibrio es clave en nuestra sociedad. Dedicar tiempo a los proyectos que nos motivan que nos mueven e ilusionan puede decepcionar a clientes que esperan también lo mejor de nosotros. Por lo tanto, si lo vital es lograr ese equilibrio entre las motivaciones intrínsecas y extrínsecas en los proyectos, nuestro consejo es que siempre guardemos un espacio en nuestro día, la noche, los fines de semana para aquellos proyectos, ideas, bocetos o textos creativos que nos hacen vibrar para así, poder ofrecer a nuestros clientes, durante el día, la mejor chispa creativa. Esa chispa que esperan de nosotros.

 

La creatividad que no se paga, que se inspira 😉

Posts relacionados