Scroll to top
ca es

La marca de la empresa familiar después del COVID-19

La marca de la empresa familiar no puede quedarse estática después de la pandemia.

Un branding analizado y actualizado para estar a la altura de lo que esperan sus clientes.

Las relaciones son muy importantes para la empresa familiar, tal y como explicábamos en nuestro anterior post. Relaciones humanas que refuerzan el posicionamiento de la empresa. Sobre todo, hablamos de los vínculos que se establecen con accionistas, la familia, el personal, los clientes y la propia comunidad en general. Relaciones que son parte esencial de la marca de la empresa familiar.

La importancia de las relaciones en la empresa familiar y como afectan éstas a la marca.

En la empresa familiar, la marca se ha construido durante dos, tres o más generaciones. Una marca creada a partir de relaciones cercanas que la mantienen en posición de liderazgo, mezclada entre marcas competidoras o la eliminan directamente de la mente, en consecuencia de los valores y comportamientos que ésta tenga en un momento concreto. Claro está, que un hito clave de nuestra sociedad es la pandemia que estamos viviendo y las acciones que llevan a cabo las empresas familiares son claves porque recordemos el informe publicado en el que se aseguraba que más del 30% de los clientes abandonan una marca después de una mala experiencia.

La marca de la empresa familiar

La nueva normalidad exige una revisión de la estrategia de marca.

La estrategia de la marca implica algo más que el logotipo, el tagline, la web y el posicionamiento en los principales buscadores, el marketing de contenido y las redes sociales. Mejorar la marca implica contar historias, escuchar y adaptarse a partir de la experiencia del cliente, acciones positivas desde la marca, la actitud  de los empleados, la familia y cualquier miembro que representa a ésta y la supresión de todo enfrentamiento, quejas y acciones que no generan buen entendimiento de dentro hacia fuera

A día de hoy, las familias empresarias deben empezar a construir marcas sólidas, auténticas y fuertes que se centren en ofrecer una experiencia memorable al consumidor.

Preguntas importantes que requieren respuestas acertadas.

¿Qué es la marca para la familia?

¿Los valores son diferentes a los de otras empresas familiares?

¿Qué acciones realizadas son coherentes con los valores definidos?

¿Qué hechos se alejan de estos valores?

¿Cuál es la razón de ser de la empresa?

¿Conocemos a los embajadores reales de la marca?

¿Qué relación tienen los trabajadores con la marca? ¿Son fieles a ella?

¿Nuestros clientes aman la marca? ¿Son capaces de defenderla?

¿Porqué los clientes prefieren nuestra marca y no la de cualquier competidor?

¿Cómo queremos hacer sentir a los clientes? 

¿LO CONSEGUIMOS?

¿QUÉ DEBERÍAMOS CAMBIAR PARA CONSEGUIRLO?

En conclusión, a medida que la empresa familiar resurja después de la pandemia, su activo más importante será su marca para atraer y mantener a los clientes, empleados fieles y mejorar los ingresos conseguidos.

La marca de la empresa familiar

Posts relacionados